Nostalgia de la Plaza Porticada…

Foto: Pedro F. Palazuelos

La Plaza Porticada viene a ser en nuestros días sinónimo de una empresa cultural de muy altos vuelos, subrayada en su momento por el más rotundo y entusiasta aplauso popular. Durante la segunda mitad del siglo pasado, fue la plaza mayor de la cultura en Cantabria, el lugar donde se reunían al anochecer los montañeses y los visitantes del verano, todos ellos atraídos por el teatro, la música, por el canto y el baile, apretados en sillas y en gradas. Eran unas noches realmente inolvidables, aun acompañadas a veces por la lluvia y por el viento, en las que se sucedían espectaculares representaciones artísticas, que dejaron memoria indeleble por su mérito y por su calidad.

Pedro Crespo de Lara vía

http://asociacionplazaporticada.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: