La formación de Santander en torno a su abadía

Santander, ciudad fundada a las orillas del mar Océano, en otros tiempos llamado Puerto de la Victoria de Juliobriga, según algunos, y como quieren otros Blendium, tuvo su situación distante como un cuarto de legua de la que hoy tiene; y en tiempo del Rey D. Alonso, año de 749, se trasladó el poco vecindario, que había quedado de resultas de las inundaciones del mar y peste que anteriormente había padecido este pueblo, al sitio inmediato al templo de San Emeterio, que es en el que hoy está. Desde entonces se halla nombrado promiscuamente con los nombres de Sant Anderio ó Sant Meder; y habiéndose formalizado y murado por el Rey D. Alonso VIII y concedido su señorío, año de 1187, al abad y canónigos de su Colegiata, en privilegio concedido en Burgos, se reunió, sin saber en qué tiempo, a la Corona; y en el de los Reyes Católicos se le concedió la gracia de no poderse enajenar de ella.

Rafael Tomás Menéndez de Luarca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: