Los enterramientos del claustro de la catedral

 

Las piedras con que se hallaba enlosado el claustro, hasta el año 1782 que se renovó eran lápidas de sepulcros, sacadas de dicha iglesia, con la especialidad de conservar grabadas las señales de los oficios de las personas que se enterraban allí, como hacha, cuchillo, tijeras medidas, etc., cosa de que apenas habrá noticia en otra parte, y que indica, ó la soberbia de los más distinguidos, ó la sencillez de aquellos tiempos.

LA ABADÍA Y DIÓCESIS DE SANTANDER

Boletín de la Real Academia de la Historia, Tomo 64 (1914), pp. 501-512

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: