Diego de Guzmán y Haro, abad de Santander y cardenal

Diego de Guzmán y Haro (Ocaña1566Ancona, 21 de enero de 1631) fue un eclesiástico y hombre de estado español.

Hijo de Pedro de Guzmán y de Mencía de Benavides,​ hizo sus estudios en la universidad de Salamanca, doctorándose en Teología y Derecho​. Fue canónigo de la catedral de Toledo, abad de Santander, capellán mayor del Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid, capellán y limosnero mayor de los reyes Felipe III y Margarita de Austria y preceptor de las infantas Ana y María Ana.

Consejero de Estado desde 1599, Patriarca de las Indias Occidentales desde 1610,​ consejero del Tribunal de la Suprema Inquisición en 1613, arzobispo de la sede titular de Tiro desde 1616 comisario del Consejo de Cruzadaentre 1619 y 1627. En 1625 fue nombrado arzobispo de Sevilla, en cuya dignidad se destacó en promover la canonización de Fernando III.

En 1629 formaba parte del séquito que acompañaba a la infanta María Ana en su viaje a Alemania para su matrimonio con Fernando III de Habsburgo, cuando a la altura de Italia recibió la noticia de que Urbano VIII le había creado cardenal in pectore en el consistorio de noviembre del mismo año; recibió el capelo en Liorna en julio de 1630. Sin embargo otras fuentes​ relatan que, tras dejar a la infanta, se dirigió a Roma para recoger el capelo y no llegó a completar su viaje: murió en Ancona víctima del tabardillo; su cuerpo fue trasladado a España y depositado en la iglesia del colegio de la Compañía de Jesús de Ávila, que él mismo había fundado y dotado​.

Dejó escrito un libro: Vida y muerte de Dª. Margarita de Austria, publicado en Madrid en 1617.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: