El seminario de Monte Corbán

 
El antiguo monasterio de Santa Catalina de Monte Corbán, perteneciente a la orden de los Jerónimos, fue fundado hacia 1407 tras la bula otorgada por el Papa Benedicto XIII sobre una pequeña ermita existente con anterioridad que estaba regentada por cinco monjes, uno de los cuales, fray Pedro de Oviedo, fue prior del monasterio entre 1407 y 1418. En 1415 este cenobio se unió al de Santa Marina, al cual se había retirado fray Pedro de Hoznayo, arcipreste de Latas y canónigo colegial de Santander, y al que se trasladaron los monjes de Santa Catalina, hasta su regreso a Corbán en 1418. Las obras más destacadas llevadas a cabo en él datan del siglo XVIII, centuria en la que se renovó la mayor parte de la fábrica, construyéndose el claustro nuevo, la escalera principal y la ampliación del lado norte. A lo largo del siglo XIX los jerónimos fueron expulsados, sus bienes incautados por el Estado y el edificio utilizado por los soldados ingleses como cuartel durante las guerras carlistas. Finalmente, el antiguo monasterio fue convertido durante el obispado de Manuel Arias Teijeiro (1850-1852) en Seminario Diocesano para la formación del clero secular de la diócesis santanderina. Declarado en 2002 Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, en la actualidad, cuenta con una biblioteca compuesta por 20.000 volúmenes y una destacada galería de retratos de los obispos de Santander. Por último reseñar la iglesia de San Román, fruto de la reconstrucción en el siglo XVII de un templo anterior. El seminario fue declarado Bien de Interés Cultural en 2002.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: