José del Río Gatóo

José del Río Gatóo:  Torrelavega, 1910 – Torrelavega, 1986.
José del Río Gatóo, folklorista, fue conocido popularmente por Pepín del Río. Su hermano Pablo del Río Gatóo alcanzó renombre principalmente como historiador de la ciudad de Torrelavega.
En 1942 fundó el Coro Ronda Garcilaso para cantar «en montañés» como a él le gustaba decir. Durante los 42 años que estuvo al frente de Los Garcilasos supo darle un personalísimo y bello estilo al cancionero de nuestra tierruca, contando desde el primer concierto con gran aceptación popular. Su ya clásico y variado cancionero, generalmente apoyado en ritmo de panderetas contiene coplas de ronda, romería, de siega… siendo hoy en día referencia obligada para gran número de coros y rondas que proliferan en Cantabria.
Señalemos algunas de muchas tonadas rescatadas del olvido por Pepín y posteriormente difundidas por fuera y por dentro de nuestras fronteras por el Coro Garcilaso:
Al empezar a cantar
Anoche estuve a tu puerta
Callejuca, callejuca
La tonada mas bonita
Vente conmigo al molino
Viva la sal de los mozos
Si las peñas de Lebeña
Ay Soledad
Algún día los hierros
Escúrrelas arriba
Por tu puerta pasé ayer
Santander puerto de mar
La Montaña te espera
Despedida de mozos
En el Norte hay una estrella
y un largo etc.
Toda esta dedicación a la recuperación de antiguas tonadas tendría como colofón una adaptación del Canto a Torrelavega.
Debemos de destacar también su trabajo como forjador del estilo de grandes solistas de la canción montañesa.
Una de sus aportaciones mas significativas fue la dirección musical de un guión radiofónico que supuso el renacer de una tradición ancestral: Las Marzas. Fue el 28 de Febrero de 1955 desde las antenas de Radio Juventud de Torrelavega y constituyó todo un acontecimiento social. Esta audición supuso para muchos montañeses el descubrimiento de un legado cultural semiolvidado y para otros de mayor edad un recuerdo entrañable.
Sus tonadas se han podido escuchar en directo, para satisfacción emocionada de paisanos emigrantes, en lugares como Francia, Holanda, Suiza, Alemania y Mexico, entre otros, y sus grabaciones por todo el mundo.
Especialmente significativa fue la actuación de Los Garcilasos en el Festival Internacional de LLangolen (Gales) en los años 1962 y 1963 por lo que supuso de confrontación musical con grupos de otras nacionalidades.
Su personalidad humana y artística dejó una profunda huella en Cantabria y especialmente en su Torrelavega natal cuya Corporación Municipal le dedicó una calle y le honró con el título de Hijo Predilecto.
Propició dar a conocer su tierruca entre paisanos y extraños. José Manuel García Diego en su web sobre los pasiegos comenta: «A todos los cántabros, cuando estamos fuera de nuestra tierra, nos llaman genéricamente pasiegos. Pero han de saber todos que eso nos enorgullece, como recuerda aquella copla de la canción montañesa , cantada por el Coro Ronda Garcilaso de Torrelavega, dirigido por el llorado Pepín del Río, al que tuve oportunidad de propiciar su primera y única actuación en la plaza de la Vega, dándole la ocasión de posar sus partituras sobre la mesa de concejos, mientras manejaba con su maestría proverbial la batuta que dejó huérfana ya hace algunos años:
Me llamaste pasieguca
pensando que era vileza,
me pusiste un ramillete
de los pies a la cabeza.»
Leer más en  http://asicantacantabria.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: