Salve, reina del mar, Sidón ibera

tumblr_nzln6jg7KQ1rvv6dko1_1280.jpg

¡Salve, reina del mar, Sidón ibera,   
 Puerto de la Victoria apellidada   
 Por el romano triunfador Augusto,   
 Cuando del fuerte cántabro imponía   
 El yugo a la cerviz! ¡Puerto sagrado   
 Por las cabezas que en tu templo guardas!   
 Crezca en gloria y poder el pueblo tuyo,   
 Dilátense tus muelles opulentos   
 Y traigan tus alígeros bajeles,   
 En cambio al trigo que te da Castilla,   
 De la tórrida caña el dulce jugo,   
 O del café los vigilantes granos,   
 O la hoja leve que en vapores sube   
 Y como la esperanza se disipa.   
   



Carta a mis amigos de Santander

Marcelino Menéndez y Pelayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: