Vital Alsar: “el hombre es lo que hace no lo que parece”

Existen seres extraordinarios, de esos que andan por el mundo haciendo cosas que lo otros no hacen, que creen firmemente en sus sueños, tan firmemente, que lo pueden llegar a hacer realidad. Son Quijotes que cabalgan por el mundo “desfaciendo” entuertos, embistiendo sin descanso molinos y gigantes sin importar distinción entre unos y otros, y que llevan un trapo blanco por bandera por todos los confines del mundo, pues la paz es el mensaje más trascendente y con la convicción de que, el bien, siempre será superior al mal.
Vital Alsar, es un navegante por antonomasia, es un Quijote de la mar océano, es un soñador que no se detiene ante ninguna adversidad, por insalvable que esta parezca. El eminente psiquiatra y escritor español, José Antonio Vallejo-Nájera, en su libro Locos Egregios hace un magistral análisis de verdaderas glorias de la humanidad, pero que, todos y cada uno de ellos, tiene un por qué de calificarlo fuera de lo que la gente común y corriente llama “normal”. Sin duda ninguna, Vital Alsar pertenece a esta especie, es un loco egregio por derecho propio y su nombre brilla en la conciencia de todo el género humano que tiene la capacidad de soñar y de alcanzar lo soñado.
Vital es santanderino por nacimiento y por convicción, no por otra cosa ha regalado a su ciudad natal dos valiosos muesos que conservan las evidencias de sus fantásticas y maravillosas aventuras marítimas, las pruebas palpables de sus sueños realizados, materializados en balsas, galeones, quillas y mil y un objetos más.
Nace en Santander, España, y ahí transcurre la primera parte de su vida, y estudia la carrera de Administración de Empresas, pero su mente, en la que bullen sueños imparables, le lleva a convertirse en capitán y su vida se embarca, junto con el maravilloso equipaje de sus sueños, y con esto abordo, se dedica a navegar sin descanso y realizando hazañas cada vez más grandes y atrevidas. En sabrosa plática nos va poniendo al corriente de sus aventuras. La navegación ha ocupado la friolera de cincuenta seis años de su agitada y soñadora vida. Vital es Thor Heyerdahl, es Erick el Rojo, es Cristóforo Colón, es todos y cada uno de los grandes navegantes de la historia de la humanidad, y sus hazañas surcando los mares, han escrito una epopeya que, no es mitológica, pero merece serlo.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: