LAS HARINAS DE CASTILLA

Una de las actividades más importantes que daban gran incremento a los transportes marítimos en Santander  fue la exportación a Cuba de las harinas de trigo procedentes de Castilla en cuya región tenían instaladas sus fábricas algunas firmas comerciales santanderinas, siendo muy nombradas entre aquellas las denominadas «Zoila», «Martinica» y «Santa Isabel», establecidas en Palencia.

Estas harinas eran transportadas en carretones, impulsados por reatas de seis a ocho caballerías, que generalmente eran mulas, carretera adelante, hasta los muelles de nuestro puerto donde embarcaban, rumbo a América.
Fueron muchos los montañeses interesados en el comercio y exportación de harinas a nuestras posesiones de ultramar, destacando : Don Angel B. Pérez, don Juan Pombo, don Juan Gutiérrez Colomer, don Antonio Cabrero, hijos de Porrúa, don Matías Mowinkel don Manuel G. del Corral y otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: