JULIÁN BRINGAS, Alcalde Mayor de Santander que huyó derante la ocupación francesa

Julián Bringas Marroquín Bringas y Dehesa
Encartado nacido en 1776 en Aldeacueva, entre 1792 y 1795 recibió asientoen el libro de recepciones y ejercicios literarios de la Academia de los Santos Justo y Pastor de la Universidad de Alcalá, institución donde tras licenciarse y doctorarse en ambos Derechos (entre 1797 y 1799 colegial de Santa Catalina Mártir o de los Verdes), fue miembro del Gremio y Claustro y se recibió de abogado de los Reales Consejos en 1800.
Nombrado para Santander el 25-11-1803, tomó posesión el 4-2-1804.
Fiel a los gobiernos patriotas, abandonó la ciudad con la entrada de Merle, y volvió a la alcaldía durante la reocupación española de agosto a noviembre de 1808.
En los primeros meses de la guerra tomó parte muy activa: fue vicepresidente de la Junta Suprema de Santander y presidente de sus comisiones de Hacienda y Agravios. Tras las batallas de Zornoza y Espinosa de los Monteros creó y presidió una Junta de Hospitales de los que llegó a fundar tres, proveyendo además en noviembre de 1808 la retirada a Asturias de sus pacientes ante la entrada francesa en la capital; embarcado él mismo hacia el Principado, fue apresado por corsarios y conducido a Bayona, de donde escapó a mediados de 1809 alcanzando La Coruña.
En abril de 1812 la Regencia le comisionó a Potes como corregidor (102), y en octubre se mandó que pasara a su alcaldía de Santander, lo que hizo por breve tiempo, ya que su sucesor llegó en marzo de 1813. Tomó posesión el 12-7-1813 como juez de primera instancia de Burgos, para donde había sido nombrado el 1 de diciembre del año anterior (103).
Como a su entender no había sido responsable de su ausencia de Santander, en 1814 reclamó el sueldo de los primeros cuatro años de guerra, en los que no pudo ejercer por estar ocupada la ciudad. La Regencia atendió la petición y ordenó pagarle “el [salario] que (el que) dicho Gobierno [intruso] nombró y estuvo cobrando los sueldos  que correspondían al nombrado por el Gobierno legítimo”.
Además, en agosto pidió al ayuntamiento una certificación sobre su conducta política.A pesar de que en abril de 1814 solicitó una plaza de oidor en la Audiencia de Galicia, por Real Orden de 12-1-1815 se dispuso su regreso a Santander (por lo tanto el día 21 se le renovó sin terna, mediante aviso del presidente de la Cámara) y presidió la sesión de ayuntamiento del 14 de junio.El 14-9-1819 fue nombrado titular del corregimiento letrado de Carrión de los Condes (Palencia), de segunda clase, si bien consiguió prórroga para permanecer en Santander. Liberal exaltado,  tras la proclamación de la Constitución fue nombrado el 13-3-1820 “Jefe político [y presidente del Ayuntamiento Constitucional] por la tropa y el vecindario” (en ínterin), reponiendo a la última corporación constitucional de 1814 hasta que semanas después se constituyó nuevo cabildo, pasando entonces a ser sólo juez de primera instancia ya que eran incompatibles las funciones gubernativas y judiciales.Por ello se trasladó a Carrión, donde tomó  posesión como juez interino de primera instancia el 9 de junio. Quedó después cesante y no entró en la terna de 1821 para juez de Buenache (Cuenca) a pesar de ser propuesto por un consejero.

 

TRAYECTORIA PROFESIONAL DE LOS ALCALDES MAYORES DE SANTANDER (1736-1833)
RAFAEL PALACIO RAMOS,Doctor en Historia – CEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: