Modesto Cabello, leyenda de los bolos

 

 

Nacido en Maliaño en 1922 está considerado uno de los jugadores de bolos de mejor estilo de todos los tiempos. Sus movimientos durante el juego hacían de su figura una auténtica filigrana estática.

Empezó a jugar como tantos otros cuando era un chaval teniendo como grandes ídolos a Federico Mallavia y el Zurdo de Bielva. Uno de los momentos más felices de carrera deportiva lo vivió con 20 años cuando gana su Primer Campeonato Provincial en la Plaza de Toros de Cuatro Caminos. Su trayectoria se vio interrumpida para acudir durante 3 años el servicio militar en Melilla. Pero volvió a las boleras y pronto ganó, en 1948, su Primer Campeonato de España para dibujar después, a lo largo de dos décadas, un palmarés reservado a las grandes leyendas del mundo de los bolos.

Al mismo tiempo jugó la Liga con las peñas de La Carmencita y Las Higueras. Con esta peña de Soto de la Marina recuerda que en el año 1964 se hizo el primer contrato de bolos, de modo que los 5 jugadores se repartían 2.000 pesetas por partido ganado, 1.000 si había empate y nada si perdían. Daba para cubrir gastos y para alguna cosilla, pero fue entonces cuando empezaron los fichajes y en fin una nueva etapa en la historia de este deporte. Luego se convertiría en un jugador legendario de Puertas Roper, el equipo más laureado del bolo palma.

La belleza plástica de su forma de lanzar, tanto desde el tiro como en el birle, hicieron que fuera llamado el discóbolo cántabro y se atribuye a su voluntad por conservar su estilo y su filosofía de juego (nunca cambió lo bello por lo práctico) la causa de que perdiera muchas competiciones. Fue un jugador que expuso al máximo. Pulgarista de excepción, puede catalogarse como su mejor jugada la del birle, donde siempre ofreció auténticas lecciones y fueron muchas generaciones las que aprendieron de él a birlar, aunque nadier pudo copiar su inigualable estilo.

Su palmarés deportivo está plagado de récords y de situaciones anecdóticas. Es el jugador que más títulos regionales ha logrado. Fue campeón regional individual los años 1942, 1947, 1952, 1954, 1955, 1957, 1959, 1962 y 1967. No logró el campeonato de España hasta 1948, para repetir victoria los años 1957, 1959 y 1968. Fue cuatro veces campeón nacional de parejas (1962, 1965, 1968 y 1972), ganando también el título regional de pares el año 1967. En los periodos 1979-1993 y 1997-2001 fue presidente de la Casa de Bolos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: