Los campaneros

Ejercieron este oficio de fundidor de campanas, que todavía perdura, en la Merindad de Trasmiera, sobre todo en Meruelo y Arnuero También dejaban su tierra estos artesanos en marzo y regresaban con el invierno.
Trabajaban a pie de obra y comenzaban por construir el horno quealimentaban con leña y, en época moderna, con gasoil. Iban por todaEspaña y uno de estos maestros, Alejandro Gargollo, de Arnuero, fundió hacia 1706 la campana grande de la catedral de Toledo, que es la mayor de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: