El nido de ametralladora de Piquío

La construcción de los nidos fue iniciada por obreros eventuales bajo la dirección del Cuerpo de Ingenieros, en al menos cuatro de ellos. Esa misma primavera se crearía Compañía de Costas Nº13, a su vez dividida en tres secciones repartidas entre San Vicente de la Barquera, Santander y Laredo. La Sección de Santander terminaría las obras de los cuatro nidos iniciados y realizaría por completo los dos restantes. Podemos precisar que se priorizaron las obras santanderinas en que cuando se constituyó la Compañía de Costas Nº13 se dictaminó que las obras comenzaran por la fortificación del Sardinero

Se trataban de construcciones sencillas de planta circular y amplias troneras. Algunos de ellos contaron con trincheras para su acceso. Aunque no podemos certificar el armamento que portaron, o si llegaron a portarlo realmente, lo más seguro es que se tratara simplemente de ametralladoras Hotchkiss Modelo 14 de calibre 7×57 mm. reglamentaria en el Ejercito Español antes de iniciarse la guerra. Aunque debido al numeroso armamento importado por la República bien pudo ser cualquier otro modelo de ametralladora.

Al finalizar la Guerra los nidos, o algunos de ellos, fueron con casi toda probabilidad reaprovechados por los Nacionales como parte de las defensas en previsión del temido desembarco aliado de 1940.

Fuente:https://jaragocrube.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: