1466: Enrique IV concede la villa de Santander a Diego Hurtado de Mendoza

La concesión de la villa de Santander al marqués de Santillana supuso una rápida y violenta reacción de sus habitantes y sus aliados quienes consiguieron la revocación de la merced en 1467, viéndose frustradas las injerencias de Diego Hurtado de Mendoza en el mundo urbano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: