26 de mayo de 1901: debut de Don Tancredo en Santander

 

Así lo reflejó el diario «El Cantábrico»:

Cuatro toros de doña Carlota Sánchez, de Salamanca.— Único espada José Pascual (Valenciano).-
Debut de don Tancredo

Don Tancredo

El toro que eligió para su exhibición lardó en salir debido a que los bichos con que se ejecutan esta suerte no son enchiquerados, y menos obligados para salir. Sirva esto de tranquilidad a los apreciables socios que se impacientaban.

Salió por fin el toro, que lo era de respeto, y a unos cuatro metros del toril se paró dirigiendo la vista en todas direcciones y hasta cometiendo una irreverencia con la presidencia, puesto que la volvió la espalda.

Por fin se fijó en don Tancredo, que previamente estaba en su pedestal, y con la prosopopeya de un toro con toda la barba, llegó a husmearle las pantorrillas.

El momento fue de emoción indescriptible.

Don Tancredo inmueble, como don Ricardo cuando le ruego que mande arreglar el piso de la calle de la Libertad.

Mira por acá, huele por allá, fuese el bicho, demostrando el chico de las de López lo que ya sbíamos, que es un temerario.

Será todo lo valiente que se quiera, pero veré con gusto que se corte, ya que no el pelo, sí la canosa barba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: