La primitiva casa consistorial de Santander

El edificio original consistía en la mitad del actual inaugurada el 15 de septiembre de 1907 siendo alcalde Luis Martínez Fernández, el proyecto fue realizado en 1897 por el arquitecto Julio Martínez-Zapata, que ganó el segundo premio de la Exposición Nacional de Bellas Artes. Las obras costaron 600.000 pesetas, por aquel entonces la Plaza no era la del Ayuntamiento, sino que se llamaba Pi y Margall.

El edificio se amplió más tarde para formar el bloque que hoy se conoce y está compuesto por tres plantas, en las que se encuentran parte de las oficinas. Se construyó en dos fases porque el solar en el que se edificó era propiedad del Ayuntamiento y del obispado. En 1963 se comenzó la obra de la segunda parte del edificio y se reinauguró en 1967.

Detrás de la Casa Consistorial se halla el Mercado de la Esperanza y en frente el barrio más antiguo de Santander, el Cabildo de Arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: