El tráfico de carretas entre Reinosa y Santander

 

 

Los carreteros de Burgos-Soria transportaban la lana hasta los puertos cantábricos; este tráfico era quizá el más importante de los tráficos no gubernamentales. Según las fuentes, él principios de la segunda mitad del siglo XVIII, 6.000 o 7.000 carros cargados con lana pasaban todos los años por la nueva carretera de Reinosa a Santander.

Para el estudio del arancel de la carretera de Reinosa a Santander, según Palacio Atard, se supuso que cada carro de vino cargaba de 28 a 30 cántaras y como cada cántara era de 16 litros, resulta que cada carro cargaba de 448 a 480 litros de vino, esto es, más o menos 40 arrobas.

¿Cómo eran esos carros? La carreta, el tipo de carro empleado en los transportes, consistía en un armazón de maderas y tablas montadas sobre dos ruedas con una viga central o lanza en donde mediante un yugo se uncían los bueyes; las ruedas, sin radios, eran de madera maciza, generalmente sin llanta, y unidas por un eje robusto, fija en él.

Townsend describe así esas ruedas: “Las ruedas de los carros no tienen cubo, ni radios ni llantas; son únicamente tablas atadas las unas a las otras y girando con el eje … Las ruedas de las carretas no tienen radios, sino que consisten en un círculo o llanta de madera, compuesto de cuatro cuartos de círculo y dividido en dos partes por una tabla de unas 8 ó 10 pulgadas para recibir el eje que estando fijo a la rueda gira con ella”. En cuanto a las dimensiones de las ruedas y del eje escribe, en otro párrafo: «que el diámetro de las ruedas tenga cuatro pies y que el eje sea de ocho pulgadas, dimensiones corrientes en Asturias”. Es decir, que el diámetro de las ruedas era de alrededor de 1,20 m, y el eje de unos 20 centímetros.

 

https://historiadecovaleda.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: