HO

5 diciembre 2020

S XVIII:corridas de toros en Atarazanas a beneficio de la Casa de Expósitos

Durante el período de su regiduría, el conde de Villafuertes presentó su luminoso informe sobre las corridas de toros
para albergar recursos, al mismo tiempo que se hacían cuestaciones públicas y domiciliarias, para la Casa de Expósitos. «Una postulación constante y una honesta diversión son los únicos recursos -escribía el conde- para tener todos los años o lo menos treinta mil reales a beneficio de nuestra desamparada Casa». Y luego explicaba en qué consistían ambas: «Ahora vamos al otro arbitrio, que es la honesta diversión. Ésta no es otra cosa que tres o cuatro corridas de novillos en el discurso de cada verano sin que ninguno se demuestra por perjudicial a la Agricultura, haciendo una plaza de barreras en las Atarazanas o hacia el lavadero de Becedo o si no, pasado el arco de la calle Alta; éste es un inocente recreo de que gusta tanto la nación que por medianos que sean los animales es inmensa la concurrencia y está aquél tan autorizado en todas partes que muchos de Santander han visto presenciar en Burgos este género de diversión.

 «Santander. Biografía de una ciudad», capítulo V, de José Simón Cabarga. Centro de Estudios Montañeses (1954).
A %d blogueros les gusta esto: