HO

26 julio 2021

La Casa de Recogidas de Santa María Egipciaca

La Casa de Recogidas de Santa María Egipciaca fue fundada  por Rafael Tomás Menéndez de Luarca y Queipo de Llano a finales del siglo XVIII, como casa de recogidas para mujeres. De este proyecto aún se conserva un escudo con la máxima de la institución: «Pan aquí a la que trabaja y a la que no, paja, paja» en latín, «Qui non laborat non manducat» esbozado y escrito por el propio Menéndez de Luarca. Quién también participó en la fundación del Hospital de San Rafael, y la Parroquia de Consolación

Escudo y Lema de la Casa de Recogidas
Escudo y Lema de la Casa de Recogidas de Santa María Egipciaca (Santander). Dibuja y escrito por el tercer obispo de Santander, Menéndez Luarca (El Diario Montañés).

 

 

 

Al parecer, como ya vimos en la entrada sobre la Parroquia de Nuestra Señora de Consolación,  la Casa de Recogidas se fundó sobre el antiguo cementerio del hospital de Santa María de la Calzada

Este tipo de instituciones “recogían” a mujeres con escasos recursos, a prostitutas, mujeres delincuentes, mujeres solteras y embarazadas, e incluso también a mujeres repudiadas por sus maridos. Las mujeres que llegaban a este lugar pertenecían a lugares dispares de la provincia. Las mujeres que eran recluidas se empleaban en labores de costura y de elaboración de textiles, que eran vendidos y contribuían al sostenimiento de la institución.

De Casa de Recogidas a Cárcel de Santander

En 1819, el edificio es destinado a cárcel. Este uso se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX, en que fue substituido por la derribada Prisión Provincial. Su arquitectura panóptica hacía a este edificio un lugar idóneo para instalar una prisión.

Interior Casa de Recogidas de Santa María Egipciaca
Fotografía desde el patio interior del antiguo edificio de María Egipciaca (Cantabria y Santander en el Recuerdo)

Durante el Trienio Liberal (1820 – 1823) existe constancia de su uso como cárcel para los arrestos disciplinarios.

Las condiciones del lugar, en su etapa como cárcel, eran de miseria absoluta. Según la obra de Amador Maestra Sánchez “El cólera en Santander” el médico Don Juan Martínez habló hacinamiento, humedad e incluso lodo en los sótanos del edificio. En el caso de Juan Martínez, acudió a la prisión de Santa María Egipciaca para atender a un recluso enfermo de cólera, durante la epidemia que asolo la ciudad en 1834.

En 1876, la antigua Casa de Recogidas pasa a ser la cárcel del Partido Judicial.

Según narra Simón Cabarga, en su obra “Santander en el siglo de los pronunciamientos y las guerras civiles”. Durante 1879,  llegaron deportados de Cuba sesenta y seis presos por su participación en la Guerra de los Diez Añosconflicto previo a la Guerra Chiquitaque posteriormente desencadenará en la Guerra de Independencia Cubana (1895). Entre estos presos cubanos deportados se encontraban los hermanos de los cabecillas de las revueltas, Maceo Guillermón. Según parece estos presos repartieron gran cantidad de dinero entre otros compañeros de presidio y los pobres que cohabitaban con ellos en aquel misero lugar.

En este punto es necesario destacar que los cubanos revolucionarios eran enviados a España deportados tras las revueltas con el objetivo mantenerlos lejos de Cuba, en el destierro o bien a cumplir condena en una cárcel de una metrópoli. Probablemente son enviados a Santander porque su puerto tiene comercio directo con las colonias y en especial con Cuba desde 1765.

Celda de Santa María Egipciaca en 1910
Detalle de una celda de la Prisión de Santa María Egipciaca (1910). En Ella se puede observar el deterioro y las condiciones insalubres del edificio a principios del Siglo XX (Santander Antiguo)

Uno de los últimos usos de María Egipciaca o de la Casa de Recogidas como prisión fue para albergar a los condenados por los sucesos de Octubre de 1934. A partir de ahí la vida penitenciaria se traslada en ese año o el siguiente a la Prisión Provincial de Santander derribada en 2010. El derribo del viejo edificio de María Egipciaca se produjo durante 1936.

Derribo Casa de Recogida y antigua prisión de Santander en 1936
Derribo de la Casa de Recogidas (1936). En la imagen se pueden observar parte de los muros que aún quedan en pie (Centro de Documentación de la Imagen de Santander)

Fuente:https://fotopatrimonioblog.wordpress.com/

A %d blogueros les gusta esto: