HO

23 octubre 2021

La Iglesia de San Pedro y San Pablo en Ostende

Iglesia de San Pedro y San Pablo en Ostende, Bélgica.

La Iglesia de San Pedro y San Pablo en Ostende, Bélgica, tiene un estilo Neo-gótico de gran belleza que ofrece una gran vista tanto para visitantes como para los habitantes de esa ciudad. Los planos para construir esta iglesia fueron realizados por el arquitecto Louis de la Censerie, quien se basó en la Catedral de Colonia, Alemania, y la Iglesia Votiva de Viena, Austria.
Esta magnífica iglesia, que es de las primeras cosas que ven los turistas de Ostende cuando llegan a la estación de trenes, está cubierta de vitrales con los retratos de los diferentes reyes de Bélgica que reflejan la luz del sol de una manera muy bella dentro de la edificación. Claro está que todos los vitrales son más recientes, puesto que los originales fueron destruidos durante las dos guerras mundiales.
La actual Iglesia de San Pedro y San Pablo fue construida sobre las cenizas de la antigua St. Pieterskerk que se incendió a finales del siglo 19. De esa vieja construcción sólo quedó la torre de San Pedro, Peperbusse en el idioma local (molino de pimienta, por su forma), que está detrás de la nueva iglesia, y allí se encuentra una colección de documentos antiguos y otros objetos históricos que pueden ser vistos por los turistas.
Dentro de esta iglesia se encuentra el mausoleo de Luisa-María, la primera reina de Bélgica quien falleció en esa ciudad. Esta reina, quien tuvo una triste y corta vida, fue muy popular entre los belgas debido a su romanticismo y fidelidad hacia su esposo Leopoldo I, quien tuvo muchos escándalos y le fue infiel muchas veces, hasta el punto de que muchas veces estuvieron del lado de ella. Para visitar su tumba se debe hacer una petición en las oficinas turísticas.
A %d blogueros les gusta esto: