Santander en 1876 según Esteban Polidura

…las  casas no tenían bajadas de aguas, y las pluviales caían desde los tejados, encauzadas por un caño, al medio de la calle, en donde eran recogidas por los vecinos en los baldes de colar y otros recipientes. con el fin de aprovecharlas para servicios domésticos;  era un Santander donde los bandos y disposiciones de la Alcaldía se daban a conocer a los vecinos por medio de pregón que un respetable anciano leía en público después de dar unos cuantos redobles en el tambor que al efecto llevaba. («La protesta de Cafetera»)

 

ESTEBAN POLIDURA GÓMEZ 1854 – 1932 fue un escritor costumbrista nacido en la Calle Alta en Santander. Es de lectura obligada para quienes quieran profundizar sobre la vida cotidiana de las gentes humildes de la mar. Publicó casi todas sus narraciones en el periódico «El Cantábrico», que bajo el subtítulo de «Cosas de Antaño» reflejaban anécdotas y quehaceres de las gentes de la calle de su época y recuerdos de su niñez. «Las callejeras», «El Tío Palma», «Las Sardineras», “De pura raza» son algunas de sus obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: