Juan Antonio de la Colina y Rasines, ilustre marino montañés comandante del «Santísima Trinidad»

 

Nacido en Gama,participó en la defensa de la fortaleza del  Morro (La Habana) contra los ingleses.

Juan Antonio inició su carrera como marino voluntario y más tarde consigue plaza de Guardiamarina. En 1734 es destinado a Cuba, y allí estará en La Habana hasta 1759 en que vuelve a su pueblo, ya como Capitán de Navío (desde 1754). No parece, pues, que hubiese estado antes en América, a pesar de que la política de mejora y rearme naval por parte española y la preocupación de Patiño por nuestras colonias americanas hubiera hecho afluir a su mejores marinos a éstas. Los británicos, preocupados por ello, habían concluido la firma de una alianza con Francia (Tratado de Hannover) en 1726 y el bloqueo de la ciudad de Portobelo como recordaremos. No sabemos si mandó o fue tripulante en algunos de los barcos corsarios que defendían las flotas españolas de piratas y afines, pero lo suponemos. Tampoco se nos cuenta de este marino si intervino en la Guerra del Asiento (la de la Oreja de Jenkins) o las acciones posteriores, pero imaginamos que sí puesto que se encontraba en América en aquella época.
Se sabe de Juan Antonio que regresó en 1762, durante la Guerra de los siete años, a Cuba y que tuvo que luchar con coraje durante el ataque de la escuadra británica que nos arrebató La Habana. Las pérdidas de esta batalla fueron cuantiosas: además de la Habana “60 leguas de terreno, un tesoro de 15 millones de duros, una gran cantidad de municiones y nueve navíos de línea y tres fragatas, resto de la Armada española enviada a aquel puesto” (Wiki).
En el 65 Juan Antonio es nombrado Jefe de Escuadra y en el 67 recibe la Comandancia General del Apostadero de La Habana. Compatibiliza el cargo con la redacción de un reglamento para la formación de un arsenal y un astillero. Tan bien lo hace, que, años después los navíos de La Habana serán considerados de los mejores fabricados por los españoles. Mientras él estuvo al mando, se llegaron a construir hasta 26 buques de todo tipo y tamaño. Uno fue, en 1769, el famoso, y  conocido Santísima Trinidad.
Allí debió seguir hasta 1971 en que murió. Nada sabemos de si volvió su cadáver a España

Fuente:http://www.foroexplayate.com/phpBB3/viewtopic.php?t=670

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: