1755:Santander, de villa a ciudad (2)

 

En sus Apuntes sobre la influencia del puerto en la vida económica de Santander, don Felipe Arche Hermosa ha sintetizado así, de manera precisa, lo que para esta ciudad representó la fundación del Consulado, sustituído en mayo de 1829 por la Junta de Comercio: «Al calor de esta nueva actividad del comercio transoceánico con América, irrumpen en Santander infinidad de gentes ávidas de comerciar con el Nuevo Mundo, que convierten esta capital en un centro mercantil e industrial de primer orden. Esta irrupción es tan cuantiosa en número, que impone al Ayuntamiento la necesidad de obligar a los propietarios a construir en los solares vacíos, lo que unido al gran incremento de riqueza que las nuevas actividades vuelcan sobre esta provincia, trae como consecuencia la transformación del vetusto solar abacial que era Santander, en una soberbia y moderna ciudad y en un centro industrial y mercantil de primera categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: