HO

18 octubre 2021

La Batería de San Pedro del Mar.

Ruinas Batería San Pedro del Mar (Cantabria y Santander en el recuerdo)

Fortificación defensiva costera del siglo XVII ubicada en una elevación del terreno cercana a la playa de La Maruca, en la localidad de Monte-Santander.

Descrita por primera vez en 1660 por el canónigo suizo Zuyer. Además, hace alusión a la existencia de una ermita en dicha zona. Ya en 1726 aparece dibujada sobre un plano en el que se detallan todas las fortificaciones de la bahía de Santander.

Este tipo de fortificaciones surge en el siglo XVII con el objetivo de proteger a la costa frente a posibles desembarcos de ingleses, franceses y holandeses que competían con la Armada Española (González y Casado 1977).

Un inventario realizado en 1740 proporciona información relativa a la dotación de la batería, que consistía en cuatro cañones de hierro de 24 libras y una guarnición de artilleros reclutada en la jurisdicción de Santander, a modo de milicia oficial.

La batería era una fortificación destinada a contener piezas de artillería reunidas y a cubierto. Al frente estaban los artilleros, al mando de un oficial.

Plano de la Batería (Archivos estatales del Ministerio de Cultura)

Presenta edificación rectangular central y cortinas poligonales adaptadas al irregular perfil de la península en la que se enclava. Formaba parte del sistema defensivo de la ciudad junto con el Castillo de Corbanera. Al parecer, en agosto de 1806, marinos ingleses desembarcaron en La Maruca, asaltaron la escasa guarnición de la batería, y bombardearon Santander antes de salir huyendo cuando la población respondió a su ataque.

Posteriormente el recinto se modificó, pasando a presentar una planta pentagonal irregular rodeado por un muro de mampostería en el cual se ubicaban varias troneras para poder disparar con protección, y a su vez se llevó a cabo la ampliación de la construcción interior destinada a la tropa. Más tarde, a partir de 1870, se fueron adosando varias fortificaciones más que se fueron extendiendo hacia el sur.

Desde la Batería parte una muralla almenada hasta el Castillo de Corbanera, que también conectaba con la ermita de San Miguel.

Posteriormente fue cuartel de carabineros.

En el año 2010 bajo se inicia el proceso de restauración y rehabilitación de los restos de la batería, y se construye en el lugar un edificio que alberga el Centro de Interpretación del Litoral, inaugurado el 15 de diciembre de 2010.

FUENTE: https://centrolitoralmaruca.wordpress.com/

A %d blogueros les gusta esto: