HO

14 mayo 2021

El doctor Morales y su afamada clínica

El doctor Morales con la pintora y escritora inglesa Leonora Carrington

 

Luis Morales. Nacido en 1907 en Santander, Licenciado en Medicina en Zaragoza en 1930, viajando después a Alemania y Suiza para completar su formación; en 1936 se le confió la dirección del Hospital del Generalísimo en San Sebastián. En 1945 publicó un libro compuesto por siete ensayos titulado Cómo son y cómo piensan las mujeres.

principios de la década de 1940 estuvo en plantilla en el llamado manicomio de Santa Isabel de Leganés.

En 1950, publicó Antropología de la Muerte en Ediciones de Conferencias y Ensayos (según otra fuente fue en 1946, tenía 47 páginas y era el texto de una conferencia en la Academia de Ciencias de Barcelona).

El 17 de mayo de 1952 se casó con María Jesús Ayuso Santiago en la capilla del Sanatorio de Peña Castillo de Santander, según ABC, 27 de abril, p. 42.

En 1961 tenia su propia clínica en Santander, donde el obispo le nombro jefe de la comisión creada para estudiar las apariciones de Garabandal. En ese momento él no creía en el origen sobre natural de éstas, mas tarde, el mismo Dr.Morales, sorprendió al cambiar su opinión original.

El doctor Luis Morales era propietario de una enorme finca, que hoy se calcula que tiene unos 170.000 metros cuadrados. Era un afamado médico psiquiatra, en cuya finca tenía unos pabellones para el tratamiento de enfermos de salud mental. Su fama y prestigio iban más allá de la calidad de su praxis médica, pues numerosos testimonios cuestionan su métodos. En cualquier caso, en una sociedad europea de la primera mitad del siglo XX, la escasez de centros especializados en patologías mentales hicieron de su centro un lugar de referencia. A ello colaboró la espléndida finca en la que se ubicaba el sanatorio, con grandes espacios verdes, numerosos árboles y lugares de esparcimiento. De hecho, algunos viejos vecinos comentan que a los ingleses les atraía la posibilidad de montar a caballo por sus alrededores. Del Reino Unido vinieron muchos ciudadanos, pues entre las clases acomodadas de las islas estaba de moda traer a sus familares con problemas psicológicos.

A %d blogueros les gusta esto: