SDR EN LA RED

Jesús Cancio, poeta del mar

Pobres de los ahogados,
de los hundidos en la niebla inmensa,
en la ancha tumba anónima
sin una cruz ni una cordial leyenda.

Pobres de los ahogados,

día y noche rodando por la arena
sin una mano amiga
que les cierre los ojos y les prenda
en el hinchado pecho
la cruz que lleva a Dios al que la ostenta.
Pobre de los ahogados ,
día y noche rodando entre las peñas
al empujón sin alma
de resacas, corrientes y mareas.
Señor, si los dejaste
a merced de la trágica galerna,
concédeles al menos,
en un gesto, no más, de tu clemencia
que descansen en paz bajo unas flores
igual que sus hermanos de la tierra.

Jesús Cancio

Nace en Comillas el 8 de Diciembre de 1885. Su infancia siempre quedará marcada por la ausencia continuada de su padre y la prematura muerte, a consecuencia del cólera, de cinco de sus hermanos durante la misma semana.

Comienza sus estudios en las Escuelas Públicas de la Fundación del Arzobispo de Lima, Juan Domingo González de la Reguera.

Resaltó como un buen estudiante consiguiendo una beca que le permitiría continuar sus estudios en el Seminario Conciliador de Corbán. Desgraciadamente, un problema en la visión le obliga a abandonar sus estudios teniendo que trasladarse a Madrid, donde permanecerá durante varios años en casa de unos tíos, para poder asistir a periódicas consultas médicas.

Durante su estancia en Madrid, conoce a personajes tan ilustres como el pintor Julio Romero de Torres, al poeta Luis de Tapia y a los toreros Joselito y Belmonte. Años más tarde fundaría en su villa natal el “Club Taurino Belmonte”.

Gran parte de su obra literaria está inspirada tanto en vivencias familiares como amorosas de las cuales podemos destacar “Latidos del Alma” o “De mi Libro de Amores”. Aunque su mayor fuente de inspiración sin duda, la consigue dentro del ambiente marinero llegando a ser conocido como “El Poeta del Mar”.

Durante la Guerra Civil Española, sería encarcelado por sus ideologías políticas, aunque ésta no sería la primera vez, ya que anteriormente habría pisado suelo carcelario por evitar el derrumbamiento de la Iglesia Parroquial de Comillas.

En el verano de 1941 sale indultado de la cárcel, aunque desterrado, casi ciego y sin más compañía que la de su primo Luis Corona quien le ayudará tanto emocional como económicamente a continuar con su obra literaria.

El día 23 de Agosto de 1961 muere a los setenta y cinco años de edad.

A continuación se muestran sus principales obras y el año de publicación:

Olas y Cantiles 1921

Bruma Norteña 1926

Del Solar y la Raza 1928-1931

Romancero del Mar 1930

Resaca 1943

Maretazos 1947

Barlovento 1951

Bronces de Mi Costa 1956

Poesía del Mar 1960

Please follow and like us:
Pin Share

You may have missed

Síguenos por Email
RSS
TWITTER
A %d blogueros les gusta esto: