Sin palabras

Eduardo Antonio Puelles, de 49 años, nació en Baracaldo (Vizcaya) e ingresó en 1982 en el Cuerpo Nacional de Policía. En 1997 se incorporó a la Brigada Provincial de Información de Bilbao. Gracias a su esfuerzo, voluntad y la «inestimable ayuda de su familia» ascendió a inspector jefe en 2002, según recordaban ayer sus compañeros. Involucrado desde hacía años en la lucha antiterrorista, pasó a ocupar el puesto de jefe del Grupo de Vigilancias Especiales de la Brigada Provincial de Información. Puelles participó durante los últimos diez años en una decena de operaciones que se saldaron con la detención de más de 70 miembros o colaboradores de ETA. Destacó su colaboración en la desarticulación en 2004 del «comando Vizcaya». También participó en el operativo que permitió desmantelar el «aparato de captación» de ETA.Puelles, antes de ser destinado a Bilbao, había desarrollado su trabajo en Alicante y en las localidades vizcaínas de Irún y Portugalete, había recibido un total de 35 felicitaciones durante su carrera. Casado y con dos hijos, sus compañeros le definen como «un ejemplo de superación personal» y «un hombre bueno que amaba a su familia». «Era un vasco noble y español de corazón», aseguran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: