Dies Domini 12 de julio de 2009

XV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
……
Lectura del santo Evangelio según san Marcos: 6, 7-13
En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce, los envió de dos en dos y les dio poder sobre los espíritus inmundos. Les mandó que no llevaran nada para el camino: ni pan, ni mochila, ni dinero en el cinto, sino únicamente un bastón, sandalias y una sola túnica.
Y les dijo: «Cuando entren en una casa, quédense en ella hasta que se vayan de ese lugar. Si en alguna parte no los reciben ni los escuchan, al abandonar ese lugar, sacúdanse el polvo de los pies, como una advertencia para ellos».
Los discípulos se fueron a predicar el arrepentimiento. Expulsaban a los demonios, ungían con aceite a los enfermos y los curaban. Palabra del Señor.
UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.- Hoy más que nunca resulta inseparable la evangelización de la promoción humana. Las condiciones de marginación social, las escasas oportunidades de acceder a la educación y la salud afectan a grandes sectores de la población. No es suficiente con ponerse una corbata y marchar en parejas por las colonias marginales de las ciudades entregando un mensaje espiritual. El anuncio del Evangelio no está disociado de la vida cotidiana de las personas. No se puede hacer caso omiso de la situación de crisis económica que padecemos. Los primeros cristianos, a decir de Tertuliano, «ponían en común lo único que los paganos tenían como propio, es decir, los bienes materiales… y se reservaban como propio lo que todos tenían en común, la esposa». Conciliaban su fe con un estilo de vida congruente a sus creencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: