Las Islas Marianas

El primer europeo que vio el archipiélago de las Marianas fue Fernando de Magallanes en 1521, que desembarcó en la isla de Guam y reclamó las islas para el Rey de España

Este articulo esta extraido de: www.wikipedia.org

Las Islas Marianas (a menudo llamadas Las Marianas e históricamente Islas de los Ladrones) son un grupo de islas formadas a partir de las cumbres de 15 montañas volcánicas en el Océano Pacífico.

Conforman la parte meridional de una cordillera sumergida que se extiende a lo largo de 2.519 km desde Guam hasta muy cerca de Japón. Las Marianas son las islas más septentrionales de Micronesia. La superficie de las Marianas es de 1.026 km². Se sitúan al este de Filipinas y al sur de Japón. El nombre del archipiélago proviene del nombre de una reina de España, doña Mariana de Austria, que vivió en el Siglo XVII, época en la que comenzó la colonización española.

Hoy políticamente, Guam (la isla más meridional) es un territorio no incorporado de los Estados Unidos, mientras que el resto de las Marianas forman una mancomunidad llamada Islas Marianas del Norte (Northern Mariana Islands), que es a su vez un estado libre asociado de los Estados Unidos.

El primer europeo que vio el archipiélago fue Fernando de Magallanes en 1521, el cual desembarcó en la isla de Guam y reclamó las islas para el Rey de España, bautizando las islas como Islas de los Ladrones.

Cuando Magallanes desembarcó en Guam, los nativos nunca habían visto anteriormente europeos, pero ya practicaban el comercio con los habitantes de las islas vecinas, así que asumieron que los europeos también hacían lo mismo. Utilizando pequeñas barcas, abordaron los navíos de la expedición de Magallanes y les ofrecieron comida y agua. De acuerdo con las historias de los chamorros (descendientes de los nativos de las Marianas), ellos esperaban un pago por estos bienes. Especialmente estaban interesados en el hierro que habían visto en los barcos de Magallanes. Sin embargo, desde el punto de vista de los europeos, los isleños eran un pueblo amable y generoso. Al no recibir ninguna recompensa por los suministros y la hospitalidad que habían proporcionado a los europeos, los chamorros abordaron secretamente los barcos y se llevaron el hierro que querían. Al percatarse, Magallanes montó en cólera y atacó a los chamorros, incendiando sus poblados y matando algunos isleños. Después, la expedición dejó las islas y siguió su periplo alrededor del mundo.

En 1667 España las reclamó efectivamente, y les puso el nombre de la reina española Mariana de Austria, esposa de Felipe IV. La colonización española duró 230 años, hasta la Guerra hispano-estadounidense de 1898. En esa fecha España cedió la parte sur del archipiélago (Guam) a los Estados Unidos y vendió el resto a Alemania en 1899. Tras la Primera Guerra Mundial las islas alemanas quedaron bajo el control de Japón por un mandato de la Liga de Naciones.

El archipiélago fue escenario de combates entre tropas estadounidenses y japonesas en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial

Existe una controversia sobre una información que aseguraba que cuando se firmó el tratado una serie de islas no se habían incluido en la operación, por lo que legalmente aún siguen formando parte de España. Esta información salió a la luz tras la publicación en un periódico español del supuesto hecho.El autor de esa misiva, llegó incluso a darle el nombre de «Micronesia Española». Posteriormente otros medios también han publicado la información e incluso han añadido las supuestas coordenadas de las islas, aunque aún no han podido ser verificadas. Según los defensores de esta teoría, al firmarse el tratado, se produjo un error administrativo que tuvo como consecuencia que no todas las islas se vendieran a Alemania, y que quedaran unas pocas y desiertas olvidadas. Según ellos, los motivos por los que estas islas no son reclamadas oficialmentes es por que son de un tamaño minúsculos y sin ninguna importancia económica o estratégica. El propio CSIC escribió un libro que trata el asunto.

Por contra, los detractores defienden la hipótesis de que estos hechos solo obedecen a especulaciones de blogs y foros dando a entender que existe el Territorio de Ultramar de la Micronesia Española, algo falso que nunca ha existido. También objetan que debido a que el gobierno español no haya siquiera intentado hacer una afirmación de soberanía sobre estas islas en 100 años, invalida la supuesta pertenencia administrativa de estas islas (Guedes, Coroa, Pescadores y Ocea) a España y defienden que lo más probable, si es que existen, es que pertenezcan a la ONU o algún país cercano.

Lo cierto, es que llegó a haber hasta un artículo con infobox propia titulado «Micronesia Española». Tras una serie de discusiones, se decidió el borrado del mismo, aunque también se defendió la hipótesis de colocarlo como una curisosidad en un articulo cercano que tratara el tema en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: