En homenaje a Víctor Blanco, uno de los míticos «Carabelas», fallecido ayer: Un verano en Santander

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: