HO

23 junio 2021

Fallece Basilisa Carral, una de las últimas amas de cría pasiegas


Nacida en Selaya, donde falleció el pasado lunes a los 97 años de edad, trabajó para familias de Barcelona y Madrid 
Fallece Basilisa Carral, una de las últimas amas de cría pasiegas

http://www.eldiariomontanes.es

Basilisa Carral Carral, una de las últimas amas de cría pasiegas, murió el pasado lunes a los 97 años de edad en su casa de Selaya. A ella le tocaron vivir unos tiempos donde también había crisis, igual de omnipresente que la de ahora, pero con el agravante de la ausencia de recursos, de medicamentos, de comida, de todo lo que, en definitiva, conlleva una posguerra. Y ella fue una de las muchas que combatió aquellas miserias emigrando, trabajando como nodriza en las casas de las familias más pudientes, una labor bien valorada que, sin embargo, debía de pasar por la aspereza de amamantar a hijos que no eran los suyos. El nombre de Basilisa Carral ya está ligado a la historia. Con su fallecimiento se va una de las pocas amas de cría que quedan vivas en la región. En su caso, la escasez de recursos que sufría la comarca pasiega allá por 1937 la obligó a emigrar a Barcelona, dejando solos a su primogénito, de dos meses, y a su esposo. Trabajó para la familia Ribero-Riviera, junto con otras tres criadas. Por su labor recibía mensualmente la cantidad de once pesetas. Tras dos años dando el pecho y cuidando de aquel pequeño, volvió a Selaya, donde tuvo otros tres hijos. Unos ocho años después, partió a Madrid, donde volvió a ejercer como ama de cría para otra familia por un sueldo mensual de 14 pesetas. El Museo de Amas de Cría Pasiegas, situado junto al Santuario de Valvanuz, recoge precisamente la historia de las nodrizas a lo largo de 400 imágenes de la época y es único en España. Basilisa compartió profesión con otras que alcanzaron renombre y que se muestran en las instalaciones de la región, como María Gómez (ama de cría de Alfonso XII), Rosalía Sáinz (nodriza de Don Alfonso de Borbón) o Constantina Cañizo (ama de cría de Don Juan, Conde de Barcelona). Este modo de crianza llegó a adquirir tanta importancia durante los siglos XVIII, XIX y principios del XX que la Real Academia de la Lengua Española acuñó el término de ‘hermano de leche’ para distinguir entre los niños amamantados por las amas de cría y sus propios hijos. Basilisa Carral tuvo un total de siete hijos y era «tímida» y muy «de su casa», según la recuerda su familia. Su entierro tendrá lugar hoy a las 16.00 horas en la iglesia de San Juan Bautista de Selaya.
A %d blogueros les gusta esto: