HO

26 octubre 2021

Dies Domini 11-1-2009

Bautismo del Señor.Jaime Domínguez.Acrílico sobre tela.


Solemnidad de el Bautismo del Señor.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos: 1, 7-11

En aquel tiempo, Juan predicaba diciendo: «Ya viene detrás de mí uno que es más poderoso que yo, uno ante quien no merezco ni siquiera inclinarme para desatarle la correa de sus sandalias. Yo los he bautizado a ustedes con agua, pero Él los bautizará con el Espíritu Santo». Por esos días, vino Jesús desde Nazaret de Galilea y fue bautizado por Juan en el Jordán. Al salir Jesús del agua, vio que los cielos se rasgaban y que el Espíritu, en figura de paloma, descendía sobre Él. Se oyó entonces una voz del cielo que decía: «Tú eres mi Hijo amado; yo tengo en ti mis complacencias». Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Comentario

En muy poco tiempo (1 semana) la liturgia nos hace pasar de la cuna a la madurez.
Cristo estuvo preparándose para su misión durante 30 años, una misión que consistió en hacer cercano al hombre el Reino de Dios, una misión que consistió en dec irle al hombre con hechos y con palabras: «DIOS TE AMA Y ESTÁ ORGULLOSO DE TI PORQUE ERES SU HIJO».
A lo largo de esos años Jesús fue descubriendo su identidad… algo parecido a lo que le ocurre hoy a todos ser humano.. (¿qué voy a ser, qué voy a hacer, con qué me voy a identificar? )
Para descubrirlo, Jesús siente una llamada especial, es lo que hoy recordamos en la fiesta de su Bautismo y es lo que se recuerda el día de nuestro bautismo.
En aquel momento, no sólo se sintió fortalecido, bendecido, acompañado… sino sobre todo… LLAMADO.
Jesús fue llamado:
+ A emprender por sí mismo un camino.
+ A mostrarnos a nosotros el CAMINO. Un camino de bien, de curación, de liberación, de salvación. Y lo más importante es que el Camino de Jesús no termina con Él… Jesús resucitado nos ha encargado a nosotros, a la Iglesia, continuar lo que Él hizo: trabajar por el bien, luchar contra el mal y de este modo ser para otros: “Camino de Verdad que lleva a la Vida…”
No olvidemos que tenemos de nuestra parte la Fuerza de Dios… Su Espíritu… con Él todo lo podemos…
Damián Ramírez Lozano, sacerdote. http://www.diocesismalaga.es/
A %d blogueros les gusta esto: