HO

23 octubre 2021

La buena vida: El aceite de oliva (y II)

Denominaciones de Origen del Aceite de Oliva en España

Las Denominaciones de Origen son el medio utilizado en España para el reconocimiento de la calidad y el origen de los productos en función de sus características locales que los diferencian de otros debido a las técnicas de producción, elaboración, tradición, cultivo, así como la situación geográfica.
Los Consejos Reguladores de las distintas Denominaciones de Origen, son quienes velan por el cumplimiento de las normativas y quienes garantizan que los productos comercializados bajo la denominación cumplen con todos los requisitos. Las Denominaciones de Origen son además muy importantes a nivel internacional pues dan credibilidad a los productos importados.
A continuación se presentan algunas de las principales Denominaciones de Origen de España y las características organolépticas de sus aceites:
Antequera (Málaga): Muy marcados por el cultivo de la aceituna hojiblanca, su sabor es afrutado, muy suave y bajo amargor.
Bajo Aragón: Aceites con gusto frutado al principio de la campaña, con ligeros sabores almendrados, sin amargor, tirando a dulce y un poco picantes. La variedad empeltre es la más utilizada.
Baena (Córdoba): Un tipo de aceite frutado intenso y almendrado amargo, y otro tipo frutado maduro. Picuda es la variedad principal.
Estepa: De sabor a fruta madura, son aceites suaves que van desde los ligeramente amargos a los ligeramente dulces. La variedad hojiblanca es la más cultivada.
Les Garrigues (Cataluña): Los frutados sabor almendrado amargo y los dulces sabor dulce. Variedades principales, verdiell y arbequina.
Montes de Granada: Con una producción mayormente de la variedad picual, con un aroma suave y sabor que va desde ligeramente dulce a ligeramente amargo.
Montes de Toledo: Aceites de aromas frutados y delicados sabores almendrados. Variedad, cornicabra.
Poniente de Granada: De sabor a fruta madura, de sabor ligeramente picante y amargo a dulce. Hojiblanca, lucio, picudo y picual son las más utilizadas.
Priego de Córdoba: Aceites de aroma frutado intenso a hierba fragante, manzana y almendra, un poco amargos y con ligero picante al final.
Sierra de Cádiz: La variedad más importante es la lechín. De aroma afrutado e intenso y sabor ligeramente picante.
Sierra de Cazorla: Aceites de intenso frutado de aroma fresco a hierba verde (heno), sabor a fruto fresco (manzana, almendra, higuera) ligero en su amargor y picor. Casi toda la producción procede de la variedad picual.
Sierra del Segura: Aceites equilibrados en sabores y aromas en su madurez. Variedad principal, picual.
Sierra Mágina (Jaén): Aceites de aroma fragante, sabor muy frutado y ligeramente amargos. Variedad casi exclusiva picual.
Siurana (Cataluña): Los frutados tienen sabor ligeramente almendrado, procedente de las variedades arbequina, royal y morrut.
A %d blogueros les gusta esto: