Naufragio del vapor costero «Carmen»

A las 6 de la mañana del 5 de julio de 1969. El Carmen había salido el día anterior de Avilés cargado de carbón con destino a Requejada. En una cerrazón de lluvia y niebla fue a clavarse en los bajos de San Telmo, en Tagle. Su pantoque quedó atrapado en una de las lastras de Punta Ubiarco. No hubo víctimas; los siete hombres que formaban su tripulación le abandonaron en una de las balleneras y por sus propios medios llegaron hasta Suances. Allí quedó y allí murió el viejo “CARMEN”. Tumbado sobre su costado de estribor, con poca agua, rendido a las embestidas de la mar, queriendo levantarse a cada impulso de las olas, para después balancear y caer de nuevo contra las rocas prolongando así su agonía. Se tardó poco tiempo en desvalijarle de su carga y pertrechos. Algo más hubo que emplear para recuperar los hierros de su armazón. En los días de temporal sus restos hacían que las espumas de las olas alcanzasen mayor altura cuando se estrellaban contra los pedazos esparcidos de su casco. Info e imagen http://vidamaritima.com/2010/05/carmen/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *