Y encima de todo… el abuelo

Las tudancas uncidas, el carro provisto de las armaduras para sostener la hierba y la hierba seca horconeada a lo alto y encima de todo… el abuelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: