Recordando la figura del indiano…

Muchas escuelas de Cantabria fueron construídas por indianos
Indiano:
Dicho de una persona que vuelve rica de América.
Marchaban desde Galicia, Asturias y Cantabria,
en viaje clandestino u oficial,
portando sueños de prosperidad alimentados de historias y leyendas.
Su incierto destino estaba en Cuba,
pero también en México, Argentina, Venezuela, Chile y Perú.
Los sueldos retenidos hasta los 25 años
eran la piedra sobre la que asentar su ansiado triunfo y éxito en los negocios,
llegando a convertirse su mentor en socio capitalista.
Sólo unos pocos consiguieron la ansiada fortuna
y el suficiente capital para volver a su tierra natal
habiéndose labrado un sólido porvenir.
Una vez aquí, construirían una opulenta casa señorial y favorecerían a sus vecinos
realizando obras de una forma totalmente altruista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *