HO

12 abril 2021

JESÚS JUAN VILLAR ALVARADO, comandante laredano caído en el Combate de Abarrán

Combate de Abarrán

Nació el 20 de diciembre de 1879 en Laredo (Cantabria). Ingresó en 1895 en la Academia de Caballería, obteniendo el empleo de 2º teniente el 22 de marzo de 1897. Medía 1,62 metros. El 26 de septiembre de 1906 marchó a Burgos para incorporarse al regimiento de lanceros Borbón n.º 4. El 8 de diciembre de 1909 ascendió a capitán por antigüedad. Contrajo matrimonio el 2 de febrero de 1910 en Burgos con Francisca Landía Puy. No tuvieron hijos. Pasaba todos sus permisos en Laredo. Ingresó en la Escuela Superior de Guerra el 5 de julio de 1913, haciendo las prácticas en San Sebastián y, en 1917, en Melilla. Al año siguiente fue destinado al regimiento de cazadores Alcántara n.º 14, siendo destacado a Monte Arruit el 6 de octubre para hacerse cargo del tercer escuadrón. Fue ascendido a comandante el 9 de junio de 1919 y el 4 de agosto siguiente pasó al cuerpo de Regulares Melilla n.º 2. En 1920 obtuvo varias condecoraciones y fue destinado a la Policía Indígena de Melilla. Mandó la columna que en junio de 1921 ocupó Abarrán, donde quedó una guarnición. Mientras regresaba a Annual con la columna, Abarrán fue atacada por los rebeldes rifeños y aniquilada la guarnición, no volviendo en su ayuda por miedo a quedar aislado. Formó parte de la columna que el general Felipe Navarro dirigió en retirada desde Annual hasta Monte Arruit. El 8 de agosto, por mandato de este general, salió de la posición para negociar las condiciones de rendición con los jefes rifeños. Envió varias notas a Monte Arruit, pero no regresó, por lo que no estuvo presente cuando se produjo la matanza de casi todos los españoles que había en dicha posición. Hecho prisionero, fue enviado a Axdir junto con los demás jefes y oficiales por orden de Abd-el-Krim. Según consta en su hoja de servicios, en enero de 1922 «fue asesinado por los moros, pasando a la situación de desaparecido». Fue dado de baja en el Ejército por fallecimiento el 7 de septiembre de 1922. En mayo de 1926 fueron recuperados sus restos en el lugar donde había sido enterrado. Fueron trasladados a Melilla y sepultados en el Panteón de Héroes del cementerio melillense.

A %d blogueros les gusta esto: