SDR EN LA RED

1936:derribo del Puente de Vargas

Uno de los puntos más importantes, y que más marcó la historia de Santander, fue el puente que en la Edad Media servía para unir la puebla vieja con la nueva, y que salvaba la hace tiempo extinta ría de Becedo, mas adelante la extinta ría se convirtió en la calle Atarazanas y la de la Ribera, hoy calle de Calvo Sotelo. Existieron varios puentes pero únicamente existen imágenes de los dos últimos. Aunque en el Grabado de Braun de 1575 se distingue perfectamente la ría de Becedo y un puente de piedra. Queda constancia escrita de que a principios de 1800 existia un puente de sillería, que según la documentación de la época, el arco central tenía siete metros de anchura y cuatro de altura, bajo el cual habían pasado las naves construidas en las Reales Atarazanas situadas un poco mas atrás del puente, Las atarazanas ya en ruinas son demolidas a finales de 1700 y con sus escombros se realiza la reforma del Convento de San Francisco. Sobre 1830 y debido al relleno anterior de la ría el puente se quedaba pequeño para el trafico bajo el y estaba casi en ruinas en 1832 se decidió construir un puente de madera, que estuvo en uso hasta 1840. La necesidad de sustituir un viejo puente de madera y el deseo de conmemorar con un arco la batalla de Vargas, primera victoria isabelina de las guerras carlistas y orgullo de los santanderinos, llevan a que en 1840, en el clima de euforia liberal que aún se vive en la ciudad, se decida construir el nuevo puente. La idea inicial era realizar un puente colgante de hierro, que había de ser de realización extranjera. Sin embargo, se optó finalmente por el proyecto presentado por Antonio Zabaleta para un puente de piedra Se acabó de construir en 1841 se le dio tanta trascendencia a la acción de Vargas, (1833) (http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Vargas )que se le bautizó como puente de Vargas Este puente es el primero del que se tienen imágenes fotográficas. Bajo este puente pasaban los tranvías de mulas, que al ser sustituidos por tranvías eléctricos, les quedaban pocos centímetros entre el puente y el trolley de los tranvías En 1906 se decidió demoler el puente de piedra y construir otro nuevo con el objetivo de que la calle ganara en altura y anchura y facilitara el paso del tranvía y de mercancías. El nuevo puente fue inaugurado en 1909, también se denominó puente de Vargas, aunque en otros lugares se le llamó el puente de Atarazanas, pues comunicaba con esa plaza. une las dos antiguas pueblas, permitiendo el paso desde la torre de la catedral hasta la Plaza Vieja a través de la calle del Puente. Saliendo de la Plaza Vieja, la calle del Puente se comunicaba con la de La Ribera por una rampa, a la izquierda, y por unas escaleras, a la derecha, que terminaban junto a la calle Colón. El Puente estaba adornado con una barandilla de hierro y unas farolas, compuestas por un conjunto escultórico en el que aparecen unos niños, estas farolas aun pueden verse en la plaza de Cañadio, es lo único que queda del puente ya que en 1936 el alcalde Ernesto del Castillo (el piqueta)lo demolió junto con otros edificios emblemáticos de Santander, como la Estación de La Costa, la Ermita de San Roque, la Iglesia del Convento de San Francisco…

CANTABRIA Y SANTANDER EN EL RECUERDO

Please follow and like us:
Pin Share
Síguenos por Email
RSS
TWITTER
A %d blogueros les gusta esto: