Con mucho AR-T: Carlos Sáenz de Tejada

Carlos Saenz de Tejada.Boceto para el tapiz La conquista de Granada de la Fundación Generalísimo.1954. Boceto. Lápiz, tinta china y gouache sobre papel cebolla. 18,5 x 36 cm. Colección particular.

Carlos Saenz de Tejada y de Lezama (La Guardia, Álava, 1897. Madrid, 1957), es un artista polifacético, que comienza su aprendizaje artístico en los primeros años del siglo XX, continuando sus estudios en 1914 bajo la dirección de Daniel Cortés. En 1916, se traslada a Madrid, ingresando en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, al mismo tiempo que completa sus estudios con Joaquín Sorolla y José María López Mezquita. Comienza a colaborar en las revistas «La Esfera», «Nuevo Mundo» y «Aire Libre».
En 1925 participa en la Exposición de Artistas Ibéricos celebrada en el Retiro.
Becado por la Junta de ampliación de estudios reside desde 1926 a 1935 en París, colaborando como ilustrador en las revistas «Robe», «Femina» y «Vogue». En ese mismo periodo realiza decoraciones teatrales para el ballet de Antonia Mercé «La Argentinita». A su regreso a Madrid, continúa colaborando en las revistas «ABC» y «Blanco y Negro», entre otras publicaciones. En los albores de la década de los años cuarenta, se dedica principalmente a la ilustración, participando en numerosas empresas editoriales y en considerable número de libros publicados por las Delegaciones de Prensa y Propaganda (entre éstos la Revista Vértice).
Profesor de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Madrid y de la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, su obra abarca los géneros más diversos. En la década de los años 40, realiza labores de restauración, apoyadas por la Diputación Foral Alavesa, así como murales en diversas instituciones de Vitoria.
Entre sus premios destaca la primera medalla en la Exposición de Artes Decorativas, celebrada en Madrid en 1947.
Sáenz de Tejada, pintor, dibujante, ilustrador, grabador, retratista, cartelista, figurinista de moda, decorador de escenografías teatrales y de interiores, diseñador y publicista fallece en Madrid, tras una brillante trayectoria profesional, caracterizada por un espíritu ecléctico que le impedía renunciar a ninguna posibilidad técnico-expresiva. Su obra está pasando por un sorprendente y merecido reconocimiento. La Caja de Ahorros de Vitoria y Álava posee la colección más importante de sus creaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: