Comienza el Centenario del Colegio de las Adoratrices de Santander

Con una solemne Eucaristía en la Catedral de Santander, han comenzado los actos del Centenario del Colegio Santa María Micaela de Santander.
Desde 1909, miles de alumnos se han formado con el carisma de la familia micaeliana en el colegio de Santander.
A lo largo del próximo curso se celebrarán múltiples actos culturales y lúdicos e incluirán exposiciones, ciclos de conferencias, concursos, exposiciones y diversas actividades cuyas fechas se darán a conocer paulatinamente.
El colegio de Santa María Micaela fue abierto por la congregación en 1909 para “prevenir la amenaza de las marginalidades que se producían a comienzos del pasado siglo”, se destacó. El centro permaneció en la calle san Fernando hasta 1977, año en que fue trasladado a su actual emplazamiento en la calle Joaquín Bustamante, de Cazoña.
Pero la presencia de las Adoratrices en la Diócesis de Santander se remota a más de 150 años atrás, ya que a Cantabria llegaron en 1865 y fue una de las siete Casas que su fundadora, Santa María Micaela (Madrid, 1809- 1865) inauguró, personalmente.
Su apertura se debió a una petición que, en 1862, realizó a la santa el entonces obispo de Santander, Mons. José López Crespo (1860-1875). En las visitas previas que la fundadora realizó a la ciudad para impulsar la marcha del proyecto, llegó a alojarse en el antiguo Hospital de San Rafael de las Hijas de la Caridad, hoy sede del Parlamento de Cantabria.
El colegio fue fundado años más tarde, en 1909, y actualmente acuden unos 650 niños de entre 3 y 16 años. Asimismo existe una Residencia abierta en 1991 en la que se alojan chicas, en su mayor parte, estudiantes de la Facultad de Medicina. En esta residencia se impartieron, durante muchos años, clases formativas en varias especialidades de Formación Profesional.
El carisma de las Adoratrices es el de la adoración continua al Santísimo Sacramento y el de la liberación y reeducación de las jóvenes. Santa María Micaela fue canonizada el 4 de marzo de 1934 por el Papa Pío XI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: