Hispania aeterna: Las murallas de Ávila

A orillas del río Adaja a 1127 m. de altitud, Ávila es la ciudad más elevada de España y posee las murallas más largas que aún se mantienen en pie rodeando la ciudad con sus 2.526m de longitud, con una altura media de 12 m. y un espesor de 3 m.
En el siglo XI Ávila se encontraba casi despoblada, debido a las continuas guerras. Hasta siete veces es conquistada por moros y cristianos: Muza 714; Alfonso I el Católico 742; Abderramán 767; Ordoño 863; Alfonso III 868; Almanzor 994 y por fin Alfonso VI que en el año 1091 encarga al conde Don Raimundo de Borgoña, marido de su hija Doña Urraca repoblar y fortificar la ciudad de Ávila.
Esta construcción se comienza (según algunos historiadores en el primer trimestre de 1091) sobre la antigua muralla romana que ya tenía la ciudad. Estos restos se pueden apreciar en algunas de las piedras romanas que forman parte de la muralla actual y en los toros ibéricos o verracos existentes en la ciudad.
Sus artífices fueron los maestros de Geometría: Casandro, Florín de Pituenga y Álvar García natural de Estella (Navarra), los cuales dirigían más de 2.000 obreros.
Se comenzó por el lienzo Este, pero después se construyó simultáneamente los lienzos Norte y Oeste, terminando con la parte Sur que tiene menos solidez que el resto, quizá por ser más fácil la defensa por ese lado.
La obra fue terminada en el año 1099.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: