La buena música: Carmen

CARMEN

G. Bizet (1838 – 1875)

Música de G. Bizet.
Letra de Melihac y Halévy sobre la novela «Carmen» de Merimée.

Cuatro actos.

Estrenada en la Opera Cómica de París el 3 de marzo de 1875.

Lugar de la acción: Sevilla y campo andaluz.
Época: Principios del siglo XIX.

Argumento

Don José es sargento de un regimiento de Dragones. Carmen es una cigarrera nacida para el amor… variado. Todos la cortejan. Y ella, que se ve despreciada por don José, se enamora de éste. A consecuencia de una reyerta, es detenida y puesta bajo la custodia de don José, al que seduce, consiguiendo que le deje escapar. El sargento es castigado por la fuga.

De acuerdo Carmen con unos contrabandistas, excita a don José a la rebeldía. Ésta surge casi espontáneamente, porque la fatalidad pone al sargento espada en mano frente a un teniente requebrador. Y apenas ha logrado aún la coqueta enamorar al sargento, cuando ya se insinúa su interés por Escamillo, el torero de moda.

Don José se ha ido con Carmen y los contrabandistas. Esta allá en la sierra, a la vista de la frontera. Desde allí ve su pueblo, don de vive su madre. Pero su sobresaltado corazón -que ya se resiente de la frialdad de Carmen- no le deja sosiego para pensar en nadie más que en esta mujer y en los posibles rivales. Para acabar de ponerlo en ascuas se presenta en la serranía Escamillo. Hay un desafío interrumpido por Carmen. Arde en celos don José. Con todo, cuando Micaela le trae la noticia de que su madre está agonizando, se marcha, rabioso y amenazador.

Ya está Escamillo en el favor. Hay una gran corrida de toros. En los luminosos alrededores de la plaza de la Maestranza, a la misma orilla del Guadalquivir, aparecen Escamillo -que mata aquella tarde- y Carmen. Una amiga dice a ésta que entre el público está don José. Pero -¡eterno efecto vital del amor!- Carmen, como está enamorada no tiene miedo. Es ella la que habla, y dice a don José que se vaya y la olvide porque quiere a otro. El amante dolorido, exhorta, ruega, se queja, amenaza… Todo inútil… Y Carmen no tiembla ante la muerte que asoma. Para colmar la desesperación de don José, en un movimiento suicida, tira al suelo el anillo que éste le había regalado, y el sargento apuñala a Carmen. Se oye el tumulto que en la plaza produce una buena estocada. Y Carmen cae en el momento en que llega a buscarla el triunfador Escamillo.

Anecdotario

La obra fue compuesta por Bizet en forma de ópera cómica, es decir, alternando los trozos cantados con los puramente declamados, como sucede en el género zarzuelístico español. Ernest Guiraud sustituyó los parlantes por «recitativos», con lo cual la obra se cantaba desde el principio hasta el fin, y en esta forma suele representarse por numerosos países.

Hay quien asegura que el abatimiento de Bizet ante la defectuosísima interpretación en el estreno de Carmen influyó en su salud hasta el punto de fallecer a los pocos meses del estreno.

En el corazón del espectador quedan, entrecruzados, la roja tragedia y el alegre, despreocupado y cínico sabor de la habanera.

L’amour est enfant de bohème,
il n’a jamais connu de loi;
si tu ne m’aimes pas, je t’aime;
mais si je t’aime, prends garde à toi!

http://www.weblaopera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: