Armarse la de San Quintín

Felipe II
Armarse la de San Quintín
Dícese para describir un tumulto o una pelea de grandes proporciones.

Aparece registrado desde la edición de 1884 del Diccionario de la Real Academia Española como «Haber gran pendencia entre dos ó más personas. Dícese aludiendo a la batalla de este nombre», y con parecida redacción ha continuado hasta la actualidad.

La batalla que menciona la Academia tuvo lugar en agosto de 1557, en torno a la ciudad francesa de San Quintín, entre los ejércitos del rey español Felipe II y del rey francés Enrique II y se resolvió a favor de las tropas españolas con un coste altísimo en bajas y prisioneros para los vencidos. En conmemoración de la victoria conseguida el 11 de agosto, festividad de San Lorenzo, Felipe II mandó erigir el conocido monasterio de San Lorenzo de El Escorial, próximo a Madrid, capital de España.

Ref.: El porqué de los dichos, de José María Iribarren

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: