Con buenas palabras

Españoles, volverá mejor que antes, a reír una nueva primavera para España. Lo sentimos en el invierno que padecemos, en la noche que presagia la alborada, en las simientes que anuncian las cosechas, en las risas que presienten nuestras lágrimas. Hay que esperar, hay que esperar ardientemente, hay que volcar el corazón en la esperanza, y que consuelo más grande, si esa espera es por el bien de España.

Alejandro Jaupol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: