HO

18 octubre 2021

Con buenas palabras: Vicente Gar- Mar

Vicente Gar-Mar fué un Jesuita que no solo vivió los años duros de la España pre-guerra civil 1936/39, sino que también vivió la guerra, desgarrado su corazón tan sensible y sublime no sólo por la fe que seguía a pie juntillas, sino también por el hecho de ver desangrada su amada España por una guerra terrible, azarosa, frustrante. Escribió varias obras desde la tranquilidad, antes de la persecución religiosa, de su comunidad Jesuítica. Publicó por primera vez el libro SUGERENCIAS, en plena II República española, tiempos duros y de cruentas e irracionales persecusiones. Tiempos que exigían vidas interiores muy intensas, espiritualidades muy diáfanas, inteligencias muy preclaras. Era el año 1932.
Gar-Mar es sencillamente cautivante y no hay mejor comentario de su obra «SUGERENCIAS» . que leer párrafos de ella en el fondo secreto e íntimo de su propio corazón y que cada quien saque sus propias conclusiones que dificilmente será engañado…»que no hay corazón que engañe a su dueño»….:
…»La gloria de esta vida es un juguete muy caro, pues está lleno de lágrimas. El desierto más grande de la tierra es…el corazón desierto…El amor duerme poco y sueña mucho»…
…»He aquí el origen de algunas difamaciones: el prudentísimo se lo dijo con gran cautela al muy prudente; y éste, con no tanta, al prudente; y el menos prudente lo conoce por el prudente y el menos prudente al imprudente; y el imprudente…al primero que encuentra»….
…»Para muchos el oro no es bello porque brilla, sino porque «hace brillar»…
…»Sólo es grande una obra literaria cuando puede desafiar a todas las civilizaciones e influir en ellas. Si tiene gérmenes de vida, podrá producir flores y frutos en las tierras selectas de todos los tiempos»…
…»La humillación más grande de los sabios orgullosos tendría lugar si se convirtiese el resto de los mortales en idiotas o en genios; en medio de los genios parecerían hombrecillos vulgares, y en medio de los idiotas vivirían y morirían sin gloria»…
…»Más nos estorba y nos daña el ruido que llevamos dentro que el de fuera, cuando el hombre inclina la cabeza antes Dios, Dios se la corona. Nadie vive tanto para si como quien vive para todos»…
…»Tan necia cosa sería pretender no sufrir como pretender no morir»…


http://filosofandoyotrascosas.blogspot.com/

A %d blogueros les gusta esto: