Argenta, según Ana María Iriarte

Ana María Iriarte, Mezzosoprano:

 «Era una magnífica batuta desde todo punto de vista. No sólo por su modo de dirigir zarzuela, o a Falla. También por cómo hacía Brahms…» «Llegaba al Monumental para grabar las zarzuelas que a lo mejor se había mirado un poco en casa -y que tal vez no había oído, como me pasaba a mí, porque en aquella época no había tradición zarzuelística- y se ponía a dirigir ¿Cómo las interpretaba? No lo sé: por pura intuición. De repente, acometía un chotis o un pasodoble, y lo hacía con un brío, una gracia, que parecía haber pasado toda su vida en Lavapiés. Yo me preguntaba si se trataba de la misma persona que dirigía Beethoven, Strauss o Berlioz». Scherzo. «Testimonios». Juan Antonio Llorente (nº 226 – Enero 2008)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: