Ni Toronto ni el trolebús…

De aquel Santander ya no quedan ni la cafetería Toronto ni los trolebuses…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *