Una pirámide de fuego que se elevaba sobre las más altas torres; un estruendo como de terremoto en que la tierra se abre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: